Salir del armario

“SALIR DEL ARMARIO?” Acaso otros salen de un baúl? Del techo? Del suelo?… NO, tú no tienes que salir de ningún sitio, tú eres tú, en la misma habitación que el resto. No te pasa nada raro. Lo único que vas a hacer es comenzar un camino de conocimiento, que sinceramente, muy pocos y pocas lo hacen tan pronto cómo lo vas a hacer tú.

¿Te sientes diferente? ¿No te sientes cómodo con tus iguales?… Es normal, no te asustes, es lo bueno y lo malo de empezar a conocerse a uno mismo, pero… ¿sabes qué? Hay un montón de personas dispuestas a acompañarte en éste proceso. Te diré que es normal esa sensación de extrañeza, e incluso que rechaces lo que sientes y a los que sienten como tú. Es difícil permitirse ser gay, bisexual o lesbiana, sobre todo si nunca te han hablado de ello. Pero solo es un proceso por el que vas a a pasar. Una vez pases esa homofobia que sientes en éstos momentos, con la ayuda necesaria empezarás a aceptarte. No te preocupes, ser gay, bisexual o lesbiana no te condena al SIDA o al VIH, no quiere decir que te vayas a convertir de repente en una marimacho o en una loca, no te tacha de promiscuo e insensible, no te destina a una vida de soledad… son mitos que se nos han impuesto pero que no se cumplen en la realidad.

Lo harás visible cuando lo necesites, no es necesario contárselo a todo el mundo, si no quieres, pero lo acabarás haciendo porque es una parte de tí, de la que estarás orgulloso u orgullosa, porque eres tú, una persona insustituible.

¡qué nadie te diga a quién amar o quién ser! Desde Lusarreta psicología hay diferentes psicólogos y psicólogas dispuestos y preparados para ayudarte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.